Falso Autónomo vs. TRADE

Diferencias entre un falso autónomo y un autónomo dependiente

Emplear a falsos autónomos es un incumplimiento de la ley laboral y motivo de fraude laboral, que conlleva multas cuyo importe será desde algo más de los 3.000 euros en los casos más leves a los 10.000 euros. Además, la Seguridad Social puede llegar a reclamar a la empresa las cotizaciones de ese trabajador de los cuatro últimos años y el recargo correspondiente por dicho impago. Por todo ello, es necesaria conocer cual es la diferencia entre un autónomo dependiente y un falso autonomo.

AUTÓNOMO DEPENDIENTE

También conocido como, trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE), es el aquel autónomo que factura más del 75% de sus ventas a un solo cliente. Según el Estatuto del Trabajador, las condiciones que deben cumplir son las siguientes:

  • No tener la condición de asociado.
  • Desarrollar su actividad profesional bajo su propio criterio, sin perjuicio de las indicaciones del cliente.
  • Realizar una actividad laboral bien diferenciada con la del resto de los trabajadores contratados por cuenta del cliente.
  • No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena o subcontratar con terceros para realizar su actividad.
  • Disponer de recursos propios para realizar la actividad laboral.
  • Que la contraprestación económica sea conforme al resultado de la actividad y no mediante nómina.

FALSO AUTÓNOMO

El falso autónomo es aquel que depende de manera exclusiva de la retribución de una única empresa o pagador. Son trabajadores que no tienen un contrato con la empresa para la que trabajan, pero realizan la misma labor que un trabajador asalariado, sin contar con los derechos de éstos. Los falsos autónomos se caracterizan por:

  • No tener trabajadores a su cargo por cuenta ajena.
  • Realizan su actividad laboral dentro de la empresa de una manera indiferenciada con la del resto de los trabajadores contratados por cuenta del cliente.
  • Utilizan los recursos de la empresa para realizar la actividad laboral.
  • Desarrolla su actividad bajo el criterio y directrices del empresario.
  • La contraprestación económica la fija la empresa.

Serán las empresas que utilizan a falsos autónomos las que cometen fraude laboral y son éstas las responsables de las sanciones de la realización de esta práctica.