¿Cómo tributa la actividad profesional en una vivienda habitual?

¿Cómo tributa la actividad profesional en una vivienda habitual?

El teletrabajo a venido para quedarse, ya más del 7% de la población ocupada trabaja desde casa, ya sea ocasional o diariamente. Una de las preguntas más recurrentes en torno a ello, sobre todo por parte de trabajadores autónomos, es conocer cómo tributa la vivienda en la que se realiza la actividad profesional.

En España, cada vez es más habitual, realizar tu actividad profesional en la misma vivienda habitual. En estos casos, se admite la afectación parcial de elementos patrimoniales divisibles, siempre y cuando la parte afectada pueda ser separada y actué de modo independiente al resto de la vivienda.

Gastos deducibles, en el porcentaje de la superficie afecta a la actividad, todos aquellos inherentes a la propiedad de la vivienda:

  • IBI.
  • Otras tasas municipales (ej.: tasas de basura).
  • Intereses de préstamos para reformas o adquisición.
  • Amortizaciones.
  • Seguros.

Gastos no deducibles, a no ser que se destinen “exclusivamente” al ejercicio de la actividad, los gatos derivados de suministro:

  • Agua.
  • Luz.
  • Gas.
  • Teléfono.
  • Conexión a internet.